Consejos de salud, Enfermedades

7 hábitos que empeoran un resfriado

A diario llegan a nuestros oídos historias, o más bien mitos, que cuentan las precauciones que debemos tomar para no pillar un resfriado de un par de narices. Pero no son más que eso, mitos.

Realmente existen situaciones, o más bien acciones, que pueden empeorar un catarro en el que ya estamos inmersos, ¿qué tal si las evitamos? Un simple resfriado de dos o tres días, o incluso de menos, puede alargarse mucho más si actuamos de la peor forma posible, haciendo cosas como:

1) Fingir no estar enfermo

Todo un clásico que no debería volver a repetirse. Cuando estamos enfermos, nuestro organismo está librando una batalla contra gérmenes y necesita energía extra. Nunca pases por alto un resfriado, sobre todo si tienes fiebre, podría ir a peor.

2) No dormir suficiente

Por el mismo motivo que antes, tu cuerpo necesita un descanso extra para erradicar la infección. Según un estudio, dormir menos de 7 horas al día puede multiplicar, hasta por 3, las posibilidades de contraer un catarro y, si ya lo tenemos, de no salir de él en breves.

3) Sufrir estrés

Como resultado de un exceso de estrés, ya que vivir sin él es prácticamente imposible, nuestro cuerpo libera unas hormonas que impiden al sistema inmunológico realizar su trabajo, la defensa de nuestro organismo. El resultado es, para variar, más días de resfriado.

4) Poca hidratación

Aunque parezca mentira, los mocos no son ni más ni menos que para protegernos y, en gran parte, están compuestos de agua. Si no nos hidratamos debidamente estamos complicándoles el trabajo a las glándulas que producen la mucosidad, ¿por qué no se lo ponemos más fácil?

5) Beber alcohol

Este caso nos remite al anterior. El alcohol deshidrata nuestro organismo drásticamente y, si la falta de fluidos era negativa para una enfermedad, ¿qué te parece si le sumamos que el alcohol interfiere en los efectos de los medicamentos y debilita nuestro sistema inmunológico?

6) Exceso de sprays anti congestión

Éstos crean un efecto de dependencia en nuestras fosas nasales y, a mayor uso, mayor cantidad de mucosidad se genera. Un bucle que, al final, acaba agravando la enfermedad.

7) Fumar

Además de aumentar las posibilidades de caer enfermo, te habrás fijado en que los fumadores tienen una tos mucho más violenta, duradera e insana. Si estás enfermo, apaga el cigarrillo y guarda el paquete en un lugar seguro hasta próximo aviso.

Asi que ya sabes, con estas siete prevenciones pretendemos ayudarte a tener una vida mucho más saludable! ¡pon los consejos en práctica!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Copiar contenido está muy feo !!