Alimentación, Dietas, Enfermedades

Causas del origen de la obesidad

Se entiende por azúcar artificial o refinado todo aquél que a través de distintos procesos ha sido aislado, por ello incluimos aquí tanto el azúcar de caña que ha sido obtenido de la remolacha azucarera ó de la caña de azúcar (azúcar blanco o moreno), así como la glucosa, fructosa, maltosa, lactosa y otros.

Si tenemos en cuenta que el 75% de la alimentación de la población mundial proviene de los cereales, se puede juzgar la importancia decisiva que tiene el que éstos sean consumidos de forma natural o, de lo contrario, refinada.

La causa principal de la obesidad son los carbohidratos refinados, que son la base de los alimentos elaborados. Pero hay que tener en cuenta también otros productos desnaturalizados, como son todos los alimentos que a través de distintos procesos físicos o químicos de elaboración han ido perdiendo las sustancias vitales esenciales, pues también juegan un papel importante.

A éstos pertenecen las grasas extraídas a través de procesos de refinado, entre ellas los aceites, las margarinas y también todas las grasas hidrogenadas formadas por la unión de átomos de hidrógeno con series de carbono que se consumen. Los zumos tampoco contienen todas las sustancias vitales, así como tampoco los productos de donde se han originado, por lo que también pertenecen a la clase de alimentos desnaturalizados.

Finalmente, y debido a que como consecuencia de los distintos procesos de calentamiento utilizados a la hora de hacer productos de panadería o pastelería, cocción y freiduras también se pierden ciertas sustancias vitales, lo que contribuye de forma decisiva al origen de la obesidad es el consumo exclusivo de comidas cocinadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Copiar contenido está muy feo !!