Enfermedades

Como identificar el herpes

El herpes es una enfermedad de trasmisión sexual, propagada a través del virus herpes simple, el cual es totalmente infeccioso. Por lo normal esta enfermedad aparece en los labios o en la zona de los genitales.

Los primeros días de la aparición de la enfermedad es difícil identificarlo por lo que si presentamos algunos de estos indicios, podremos tener una sospecha de si portamos el virus o no.

Como identificar el virus

  1. Lo principal para saber si tienes un herpes genital es a través de lesiones que aparezcan en tu área genital.

El virus se puede presentar aproximadamente 6 días después del contagio. Las lesiones que produce el HSV-1 normalmente aparecen en los labios o dentro de la boca. Las lesiones del HSV-2, pueden aparecer en los muslos, las nalgas, el recto y el periné. En las mujeres, aparece en la vulva, los labios vaginales, el introito vaginal y el cuello uterino, en el caso de los hombres aparecerá en la próstata, el pene y dentro de la uretra.  Inicia con un grupo de ampollas rojas por toda en el área afectada, desde el primer momento que aparecen duelen, pican y sobre todo arden.

  1. Después de la aparición de las ampollas se presentan otros síntomas físicos. Tales como dolores fuertes de cabeza, fatiga, dolor de garganta, dolores musculares, fiebre e hinchazón en los ganglios linfáticos que se ubican en la parte de arriba y a los costados de los genitales. Podrías presentar otros síntomas pero todo dependerá de tu metabolismo.
  2. A parte de las ampollas puede aparecen lesiones como rosetas que arden demasiado y sobresalen de tu piel afectada, producto de la hinchazón.
  3. Lo que si ya es definitivo para saber si tienes el virus del herpes es cuando las ampollas se vuelen llegas llenas de una sustancia semejante al pus. Por ningún motivo debes tocarlas en caso de hacerlo debes lavarte muy bien las manos. Porque podrían aparecen en otras partes de tu cuerpo como en los ojos.

El herpes se identifica más rápido por las ampollas y las lesiones rojas en la boca, pene y vagina. Por lo que a penas notes la aparición de las mismas, no trates de explotarlas o curártelas tú mismo porque puedes provocar que se expandan mucho más rápido. Es necesario que vayas de inmediato al médico para que te indique el diagnóstico definitivo de si eres portador del virus o no.

Cuando las ampollas comiencen a secarte es muy importante que no te quites las costras, porque en caso de hacerlo podrían aparecer de nuevo pero peor a las que salieron en el inicio.

Esta enfermedad no tiene cura por lo que no es fácil enterarse de portar una enfermedad de transmisión sexual como el herpes, por lo que debes aceptar lo que te está pasando y seguir todas las indicaciones. Mantener una higiene personal muy estricta te ayudara a mejorar todos los síntomas y que las lesiones no empeoren con el paso del tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Copiar contenido está muy feo !!