Alimentación, Consejos de salud, Dietas, Nutrición Avanzada

Consejos para comer sano fuera de casa

Comer fuera de casa parece una mala opción si intentas mantener una dieta saludable. Muchas veces, es una de las razones por las que no consigues prolongar tus buenos hábitos de alimentación. Actualmente los restaurantes ofrecen platos sanos y menús con opciones saludables adaptándose a los cambios y a las tendencias en cuanto a estilo de dietas. Es por esto que comer sano fuera de casa ya no es imposible. Puedes seguir estos consejos para lograr tu objetivo:

Come sin descuidar tus hábitos alimenticios

-Elige restaurantes que ofrezcan diferentes opciones como alimentos a la plancha, a la parrilla o al vapor. Es importante que incluyan ensaladas, cócteles y sopas lo que te dará mayor posibilidad de formar tu propio menú saludable. Recuerda siempre preguntar cómo se preparan los alimentos y cuáles son los condimentos que utilizan en el proceso de cocción. Esta es una buena forma de comer sano fuera de casa, te da mayor control sobre lo que ingieres y suple el alto contenido calórico de ciertas comidas por mejores opciones para tu dieta.

-Elige las sopas antes que las cremas y sustituye el acompañante del plato, como papas y puré, por verduras al vapor o porciones considerables de ensalada. Generalmente en los restaurantes suelen acompañar todo con papas francesas, sin embargo, una pequeña porción de ellas puede contener más de 400 calorías. De igual forma, es importante que elijas mejores opciones de entrada. El pan y la mantequilla de las tapas no contribuyen al control calórico que deseamos.

-Sobre el tamaño de las raciones, si consideras que el plato es más grande de lo que debería, puedes compartirlo. Así no te verás tentado a devorar todo lo que incluyen. De igual forma, evita los “extras” que incluyan. Las cremas y las salsas no son buenos acompañantes. Puedes sustituirlos por aceite de oliva si es el caso.

-Evita las bebidas con alto contenido de calorías. Es usual que nos ofrezcan gaseosas y tragos con alto contenido de azúcar. Sin embargo, siempre hay opciones de jugos naturales, más recomendables si quienes comer sano fuera de casa. Puedes llevar sobres de Stevia contigo para endulzar cualquier bebida. En caso de que no sea posible, elegir agua es una buena alternativa. Si consumes alcohol, compensa el golpe calórico reduciendo las porciones o el tipo de comida que eliges.

-Elige frutas para el postre, de esta manera, no caes en la tentación de probar los diferentes tipos de dulces que ofrecen en los negocios. Si has fallado y ordenaste algún postre ostentoso, procura compartirlo para reducir las consecuencias.

-Tener fuerza de voluntad. Recordar constantemente tu objetivo y por qué lo haces es importante, te ayudará a mantener la mente fija y no “pecar” ordenando algún plato que no se adecúe a tus hábitos alimenticios. Aunque nosotros cuidemos lo que consumimos, quienes nos rodean no lo hacen y mucho menos toman en cuenta nuestros esfuerzos por mantenernos dentro de la línea lo que dificulta aún más el proceso, pero debemos considerar que mientras más enfocados estemos, menos difícil será cuidarnos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Copiar contenido está muy feo !!