Belleza, Consejos de salud

Dentaduras perfectas: los sí y los no

Unos dientes perfectos

Qué hacer y qué no, para cuidar tus dientes a diario

La dentadura es uno de los marcos del rostro, al sonreír, todos pueden ver nuestros dientes por esto, es conveniente mantenerlos saludables, blancos y muy limpios. Como todo entra por la vista es importante que al conversar y sonreír nuestra dentadura se vea perfecta.

Tanto niños como adultos, debemos tener especial cuidado con el aseo dental, ya que ser desaseado en este aspecto puede ocasionarnos la pérdida de una o varias piezas dentales, mal aliento, e incluso pus en las encías, por esto, la higiene bucal es sumamente importante.

Qué debemos hacer

1) Cepillar sus dientes luego de cada comida, esto es vital, ya que así removerá los residuos que deje cada alimentación entre sus piezas dentales, a forma de evitar que los restos de alimentos se pudran dentro de las encías enfermándolas.

2) Use hilo dental. Este práctico hilo, removerá los residuos que el cepillo dental no alcanza. Úselo con cuidado, ya que de no ser así podría cortarse las encías.

3) Utilice crema dental con flúor y blanqueador de esta manera logrará mantener sus dientes blancos y fuertes.

4) Use siempre cepillos de dientes adecuadas a sus dientes, así evitará cepillarse mal, y dañar su esmalte.

5) Coma muchas frutas y verduras, esto ayuda a que los dientes se mantengan sanos y fuertes, ya que estos alimentos aportan mucho calcio aprovechable para esta parte del cuerpo. Comer manzana es beneficioso ya que no sólo ayuda a tu cuerpo sino que limpia tu esmalte dental sino que le da entrenamiento a tus mandíbulas y hace a tus dientes más fuertes.

Qué no hacer

1) Regule el consumo de café y bebidas gaseosas. Estos alimentos, sólo logran que sus dientes se manchen, además de causar mal aliento e inflamación de las encías, y a largo plazo podrían llenarse sus dientes de caries.

2) Controle el consumo de dulces duros. Con esto nos referimos a la ingesta de caramelos y paletas, además de ser nocivos para el esmalte dental por su naturaleza dura y pegajosa son una alta fuente de azúcares, que se vuelven muy complicados de limpiar con el cepillado, esto hace que poco a poco esos residuos se pudran y cariefiquen los molares.

3) No descuides tu higiene por nada del mundo, asiste a tu cita odontológica cada mes para chequeo y limpieza. La salud dental va más allá de lo estético, es una parte fundamental de tu organismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Copiar contenido está muy feo !!