Miles de ciudadanos estadounidenses cruzan la frontera hacia México cada año con el objetivo de pagar menos dinero por tratamientos odontológicos. Los altos precios de las clínicas dentales en Estados Unidos obligan a los ciudadanos a viajar hasta Tijuana y otras ciudades fronterizas mexicanas para someterse a diversos servicios dentales.

dentistas tiujana

Si quieres conocer más detalles sobre el funcionamiento de una clínica dental en México, en este link encontrarás todo lo que necesitas. En un centro odontológico de Tijuana el ahorro en costes puede ser hasta del 80% en comparación con las clínicas estadounidenses.

Competencia de clínicas dentales

En Tijuana hay cientos de clínicas dentales que compiten por ofrecer el mejor servicio al precio más económico. Una sola corona en EEUU puede costar entre 2.500 y 3.000 dólares, mientras que el mismo trabajo en Tijuana se realiza por 250 o 300 dólares. “Me estaban cobrando 60.000 dólares en Estados Unidos por un trabajo dental completo. Mientras que en México pagué, más o menos, unos 6.000 dólares”, cuenta un paciente americano.

Una evaluación general anual puede costar 120 dólares en EEUU. En México, por el contrario, ese precio es de 20 dólares. Los implantes dentales, que reemplazan los dientes con piezas sujetas a tornillos de titanio, tienen un coste de 2.500 dólares en EEUU, mientras que en suelo mexicano el precio es de 1.500.

Diciembre es el mejor mes para los centros odontológicos de las ciudades fronterizas de México. Se estima que reciben entre 8.000 y 12.000 visitantes cada día, y que el 90% provienen de Estados Unidos y Canadá.

Muchos visitantes dejan sus coches en Estados Unidos y cruzan la frontera a pie. No pasa mucho tiempo antes de que se encuentren con la primera clínica dental. Hay hombres con carteles intentando seducir a los turistas, quienes generalmente llegan a México para los trabajos dentales más complejos.

El problema del seguro médico en EEUU

La mayoría de los estadounidenses que llegan hasta Tijuana buscando trabajos dentales más económicos no cuentan con seguro médico o su póliza no cubre los tratamientos más complejos. No tener suficiente dinero para pagar un buen dentista afecta a la salud y calidad de vida de las personas. Una gran cantidad de estadounidenses se ven obligados a pedir préstamos para acudir al dentista o ir posponiendo los tratamientos.

México se ha convertido en una alternativa útil para cientos de miles de estadounidenses de todas las edades. Se dan casos de personas que conducen durante horas para poder acudir a una clínica y someterse a operaciones que de otra manera no se podrían permitir. En Estados Unidos me costaría 16.000 dólares. Aquí son 2.000 dólares”, asegura un paciente. Es lógico que ante semejante diferencia en el precio, a la gente le merezca la pena desplazarse.

Tips para el turismo dental en México

Las personas que quieran viajar a Tijuana o alguna otra ciudad mexicana para un tratamiento dental, deben tener varios aspectos en cuenta. El punto más importante es conocer una clínica de confianza. Si el paciente tiene un amigo o familiar que le pueda recomendar un centro odontológico fiable, mucho mejor. 

Cuando los turistas llegan a estas ciudades mexicanas donde abundan las clínicas dentales, se encuentran con los llamados “jaladores” o “reclutadores”, que cobran comisiones por convencer a los pacientes.

Como en todas partes del mundo, existen clínicas fiables y otras de dudosa reputación. Por eso importante contar con referencias. Los testimonios confirman que se puede ahorrar mucho dinero en una clínica mexicana, pero se debe acudir al lugar correcto.

El siguiente paso sería contactar a la clínica vía telefónica o a través de un correo electrónico. Un centro médico de confianza no tendrá problemas en responder una serie de preguntas y enviar un presupuesto.

Antes de viajar a Tijuana, el paciente debe haber decidido los tratamientos que desea pagar. No es aconsejable tomar decisiones apresuradas una vez que esté en México. Una buena organización personal será de mucha ayuda para viajar a tierras mexicanas por turismo dental. Varios de los odontólogos que trabajan en Tijuana hablan inglés y se han graduado en prestigiosas universidades de Estados Unidos.