Alimentación

El proceso de la masticación en el adelgazamiento

Cuando nos alimentamos sentimos diversas experiencias sensoriales al mismo tiempo: el sabor a través de nuestras papilas gustativas, el olor que viene a través de nuestras fosas nasales, el color que nuestros ojos ven.

Cuando una persona come demasiado rápido significa que estás masticando mal o no mastica la comida y, seguramente, tendrá una digestión más difícil, sobrecargando el trabajo de estómago, teniendo después gases y malestar. Además, puede obstaculizar el trabajo de absorción de los nutrientes en el intestino y la eliminación de las heces. Pocas personas saben que la digestión comienza en la boca, con la acción de la saliva que contiene enzimas.

Otro importante punto para los que comen rápido, el tragar la comida sin masticar lo suficiente, perjudica el equilibrio, es decir, aumenta las probabilidades de sobrepeso. En nuestro cerebro hay un centro que regula el hambre y la saciedad. Cuando comemos rápido, con ansiedad, no puedes ni siquiera darle tiempo a tu cerebro de identificar y enviar un mensaje que estas satisfechos con lo que comiste, es decir, podemos interrumpir la comida, porque ya no tenemos hambre y no necesitas seguir comiendo. El cerebro tarda por lo menos 15 minutos para enviar el mensaje de saciedad. Con eso, la gente no repetir el plato! Otro ejemplo típico es comer y, poco después, comenzar a abrir la nevera o el armario de la cocina en busca de algo para masticar.

Para comer más lentamente puede utilizar algunas estrategias, tales como:

· Comer en plato de postre y cubiertos de postre, porque su capacidad es menor;

· Descansar los cubiertos en el plato, mientras masticas;

· Hablar mientras come

Otro punto importante es evitar tomar exceso de líquido durante las comidas. La cantidad de hasta 1 taza (150 ml) diluirá el ácido clorhídrico responsable de la digestión de los alimentos en el estómago y no dañará la masticación. Luego de dos horas de haber comido se debe tomar agua para garantizar el correcto funcionamiento de los riñones, intestinos y para hidratar el cuerpo.

Comer despacio, masticar los alimentos completamente, sintiendo la explosión de sabores, aromas y texturas en la boca, es una experiencia que te traerá satisfacción y placer que nos da el poder. Además, vamos a comer la cantidad necesaria de alimentos (y calorías), absorber lo que necesitamos y la escala estará de nuestro lado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Copiar contenido está muy feo !!