La alimentación es un tema que está en boca de todos debido a la relación directa que existe entre aquello que consumimos y nuestra salud y calidad de vida. Así, la mayor parte de la población vigila cuidadosamente la cesta de la compra para optar por productos sanos y naturales, con mucha verdura y fruta fresca y los cereales y las legumbres como base, reduciendo, así mismo y en la medida de lo posible el consumo de carne, optando por cortes magros y de calidad. 

zanahorias sous vide

Además, la máxima preocupación gira alrededor de los productos procesados, los cultivos transgénicos y los químicos. Cada vez somos más los ciudadanos que buscamos la etiqueta verde para no caer en enfermedades relacionadas directamente con la alimentación, al igual que cada vez somo más los que buscamos métodos de cocción sanos y naturales, sin pérdida de nutrientes, como la opción que nos ofrece Sous Vide o al vacío y con fuego lento. Sigue leyendo este artículo para descubrir Todo sobre la cocción sous-vide y pincha sobre el enlace para acceder, además, a deliciosas recetas utilizando este método de cocinar alimentos y crear fabulosos platos. 

Pero, ¿en qué cosiste eso del método Sous Vide? 

La salud y cuidarse está más de moda que nunca y la sociedad demanda nuevos métodos para cocinar los alimentos sin que pierdan sus nutrientes y cualidades organolépticas, además de proporcionarnos un delicioso sabor que nos haga disfrutar de la buena mesa. 

Y es así como nace Sous Vide, un sistema de cocción al vacío, tal y como nos indica su propio nombre en francés. Con este método los alimentos quedan sellados en bolsas de plástico en las que se añaden las especias, la sal, condimentos… consiguiendo mantener todas las propiedades de los alimentos, además de una textura única e ingredientes perfectamente cocinados y de manera uniforme

El proceso es muy sencillo y el resultado espectacular, pues los alimentos se cocinan a fuego lento gracias a un cocedor sous vide, que es el que hace que la temperatura se mantenga estable. Así el resultado que obtenemos son platos más sabrosos, alimentos más tiernos y jugosos, pero, sobre todo, mucho más saludables que los cocinados a altas temperaturas. El secreto de nuestras abuelas y de la cocción a fuego lento, pero adaptado a los nuevos tiempos.  

Qué necesitamos para elaborar recetas sous vide 

Si estás deseando ya pasarte a este revolucionario método de cocinar, que nos recuerda al sabor de fuego lento de toda la vida, pero usando la tecnología actual, básicamente lo que necesitas es una máquina Sous Vide. Se trata de un termostato o circulador de inmersión que es el encargado de que la temperatura de cocción sea estable y constante durante todo el tiempo que dure el proceso de cocinado. 

¿Es difícil cocinar con Sous Vide? 

Rotundamente no y en esto se basa la clave de su éxito, pues en la sociedad actual prácticamente no tiene cabida ningún sistema engorroso que demande demasiado esfuerzo y por parte del consumidor. 

Sin embargo, cocinar con Sous Vide es un proceso realmente sencillo de conseguir recetas sanas, nutritivas y deliciosas. Para empezar a cocinar con Suos Vide debes tener bolsas de plásticos en los que envasar los alimentos al vacío y, si no, al menos bolsas de cierre hermético en la parte superior. En ellas deberás depositar los ingredientes que quieres cocinar, junto con las especias, el aderezo, la sal, el aceite… 

Posteriormente, tan solo debes introducir tu bolsa preparada con los alimentos en un recipiente con agua, ya sea una olla o cacerola, y utilizar tu circulador de inmersión, el tipo de sous vide más utilizado a nivel doméstico, con los alimentos la cacerola, olla o recipiente donde vayas a cocinarlo y programas tu máquina sous vide, aunque también existen hornos sous vide que nos hacen prescindir del recipiente al llevarlos ellos mismos incorporados. 

Y eso es todo, sous vide trabajará por ti preparando platos deliciosos que estarán perfectamente cocinados por todos lados, de manera uniforme, jugosos y con todos los nutrientes intactos, cocina con sabor y de gran calidad nutricional. Este tipo de cocción se parece al baño maría, pero nos hace la vida mucho más fácil al no tener que controlar los tiempos ni la temperatura, pues este aparato lo hará por nosotros. 

Algunas recetas Sous Vide 

Las recetas Sous Vide nos harán disfrutar comiendo y, además, ingiriendo muy pocas calorías, pues los alimentos se cocinan en su propio jugo necesitando menos grasa extra, por lo que se presenta como un gran aliado en las dietas para bajar de peso, sin que las recetas se vuelvan monótonas ni aburridas. 

Es el caso del solomillo ibérico con puré de patatas que tan solo cuenta con un 3 % de grasa. Para prepararlo tan solo tendremos que introducir en una bolsa la carne, aceite de oliva, acetato balsámico y sal y, en otra bolsa, las patatas peladas con sal, mantequilla y pimienta al gusto para preparar nuestro sabroso puré, que tan solo tendremos que chafar con un tenedor cuando esté listo.   

Otro acompañamiento delicioso para nuestro solomillo, o para cualquier otro plato, son las zanahorias con soja y mirin, tan sencilla como que tan solo tendremos que poner en nuestra bolsa para cocción unas cuantas zanahorias tiernas, soja y mirin.  

Otras deliciosas recetas, bajas en calorías y muy saludables, son el rabo de vaca, las natillas o el exquisito bacalao sous vide con puré de alcachofas, pero hay muchas más, internet está llena de ellas.