Belleza, Enfermedades

La bacteria del Acné

La Propionibacterium acnés o bacteria del acné, es un habitante normal de la piel humana y que se aloja en los folículos sebáceos, se sospecha de ser un importante agente causal del acné. Existen muchas evidencias que así lo demuestran, sin embargo no existe un verdadero consenso al respecto, aun es un tema controversial principalmente porque la misma habita también en pieles sanas. Algunas hipótesis afirman que en estados más avanzados la bacteria del acné puede producir acné y en otras subsisten sin ningún problema en la piel.

Algunos tipos de Propionibacterium Acnes pueden encontrarse en todo el cuerpo incluyendo el estomago. La bacteria del acné generalmente no es patógena, sin embargo, ciertas especies de la Propionibacterium Acnes pueden contaminar el torrente sanguíneo y otros fluidos corporales, y causar una serie de infecciones, incluyendo el Acné Conglobata o Acné vulgar o severo. Algunas especies de Propionibacterium pueden ser halladas en alimentos como los quesos y otros productos lácteos. Por ejemplo la Propionibacterium freudenreichii es utilizada en la fabricación del queso suizo, sus ácidos producen el sabor característico proveniente del propionato, producto de la fermentación, y los conocidos agujeros son causados por el dióxido de carbono.

¿Cómo actúa la bacteria del acné?

Cuando el poro en la piel se bloquea, la bacteria del acné comienza a crecer en exceso derramando sustancias químicas que luego rompen la pared del poro formando una lesión: acné. El producto resultante es una infección causada por el Staphylococcus aureus sobre la piel dañada. Las investigaciones preliminares muestran que los poros saludables son habitados por la bacteria del acné, mientras que los que se infectan contienen algún tipo de Staphylococcus epidermidis , que son contaminantes bacterianos.

Es importante señalar que la bacteria del acné y el Staphylococcus aureus pueden encontrarse en úlceras de la córnea causando una crónica infección.

El acné vulgar es la enfermedad más común causada por la bacteria del acné. Los lugares donde se presenta el acné son tres zonas principales: rostro, cuello y espalda, y su particularidad principal es la producción de sebo, la proliferación bacteriana y la inflamación. Tres tipos de lesiones se presentan durante la aparición del acné: lesiones no inflamatorias, lesiones inflamatorias y cicatrices.

Estos tres tipos de lesiones pueden tener o no los poros bloqueados e incluir o no inflamación. Las lesiones inflamatorias pueden verse agravadas con lesiones con pústulas, nódulos grandes y cambiantes.

La bacteria del acné puede ser tratada con antibióticos que incluyen penicilinas, carbapenems, y la clindamicina. Algunos informes, recientes indican que existe resistencia a algunos antibióticos.

¿Qué antibióticos son efectivos para combatir la bacteria del acné?

La bacteria del acné es sensible al peróxido de benzoilo, al grupo de las tetraciclinas y muchos otros antibacterianos. Sin embargo, son frecuentes algunas cepas resistentes a la tetraciclina. La clindamicina es también de uso frecuente. Recientemente se ha mostrado que la Propionibacterium Acnes es sensible a la azitromicina, que tiene un amplio espectro de acción. De hecho, se debe utilizarse algún tipo de crema o pomada antibacteriana mientras se haga el tratamiento, lo que da un buen resultado a nivel local. Otro antibiótico de la familia nadifloxacino como la ciprofloxacino, ofloxacino y levofloxacino, tienen buenos resultados contra la acción de la bacteria del acné y algunos otros microorganismos que pueden formar parte en una poli-infección.

Importante: La información sobre medicamentos en esta página web es solo educativa. No sustituye el asesoramiento médico. Por favor consulte a un profesional en salud para obtener más información acerca de su condición médica y el uso de los medicamentos mencionados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Copiar contenido está muy feo !!