Alimentación, Consejos de salud, Nutrición Avanzada

Los radicales libres y los antioxidantes

Uno de los innegables beneficios de una dieta equilibrada, variada y saludable, debido principalmente a la ingesta regular de frutas, verduras y hortalizas, es el conocimiento común que, además de promover el funcionamiento intestinal bueno, fortalece la flora intestinal y aporta nutrientes importantes para el cuerpo, también se sabe que se asocian con baja incidencia de la enfermedad. Esto es debido a que tales alimentos sean fuente de antioxidantes.

Los antioxidantes son agentes responsables de la disminución y reducción de la acción de los radicales libres (creado en nuestros cuerpos a través del proceso respiratorio, es decir siempre!). La defensa del organismo también produce antioxidantes; Sin embargo, se sabe que los antioxidantes endógenos (los de la dieta) son de gran valor para el mantenimiento de la salud.

Entre las enfermedades asociadas a la acción de los radicales libres, que sabe sobre el cáncer, enfermedades cardiovasculares, cataratas, enfermedades neurodegenerativas del sistema central y la diabetes.

Para poder aprovechar los beneficios que proporcionan antioxidantes, además el importante papel en la prevención de enfermedades, debes consumir fuentes de alimento, es decir, vitaminas A, C (presente en la naranja, limón y fresas); los flavonoides (brócoli, col rizada, tomate), betacaroteno (papaya y zanahoria) y catequinas (uva, fresa).

No hay ninguna evidencia de que el consumo de alimentos ricos en antioxidantes durante toda la vida tenga efectos nocivos. Por el contrario, existen fuentes que muestran que están vinculados epidemiológicamente a un envejecimiento saludable y la longevidad funcional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Copiar contenido está muy feo !!