Enfermedades

Nuevas pautas en la medida de la presión arterial

Según los últimos descubrimientos relacionados con la medida de la presión arterial, muchos de los pacientes mayores de 60 años diagnosticados de hipertensión que han comenzado con el tratamiento para disminuirla, no solo no consiguen su objetivo, sino que alcanzan unos niveles de presión sanguínea aun más peligrosos.

Posiblemente tengas un familiar o conozcas muy de cerca un caso de hipertensión. Hasta ahora, se comenzaba a tratar a aquellos que superaban el umbral de 140/90 mm Hg. Los últimos estudios demuestran que esto debería cambiar por una serie de motivos. Para empezar, todos los tratamientos a base de medicamentos, hasta el momento, tienen el objetivo de alcanzar una cifra igual o preferiblemente inferior a 150 en los pacientes, se consideran los 140 como una cifra razonable siempre que esté controlada. Repetimos la obviedad, los tratamientos conocidos hasta el momento tienen como objetivo farmacológico disminuir la presión arterial hasta 150, ¿por qué diagnosticar a ancianos que no llegan ni al estado al que el remedio puede llevarte?

Se trata de unas nuevas directrices que, en lugar de diagnosticar en masa a la gente de hipertensión, pretende poner en alerta a aquellos que, sin sobrepasar el límite, se mueven en zonas peligrosas. Algo así como “pre-hipertensión”.

Pero todo no puede ser tan sencillo. Después de tantos años considerando hipertensión a una presión que en ocasiones no alcanzaba los 130, ¿Va a decidir la gente no seguir un tratamiento si se encuentra en lo que siempre fue un lugar de riesgo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Copiar contenido está muy feo !!