La falta de deseo sexual se está dando cada vez más en el sexo masculino en todo el mundo a nivel general y en España a nivel particular. Según datos recogidos por los líderes mundiales en sexualidad masculina, Boston Medical Group, un 45 % de los hombres españoles afirma negarse a tener sexo con sus parejas porque sencillamente no les apetece. Los factores principales son la mala alimentación, el estrés social y laboral o los problemas con pareja 

La libido es necesaria para tener una vida sexual plena, aunque no es imprescindible para activar los mecanismos de erección. Puede ocurrir que exista falta de deseo, pero la capacidad eréctil se mantenga normal o, todo lo contrario, que haya apetito sexual, pero disfunción eréctil, y no se dé la erección. En este sentido, falta de deseo e impotencia no siempre van de la mano

Tratamientos naturales para aumentar la libido y conseguir una erección 

Los hombres que sufren de falta de libido pueden comprar cenforce 100 para potenciar su erección y vigor sexual, unas pastillas de efecto viagra que, a diferencia de la famosa pastilla azul, solo funcionan cuando existe algún estímulo, como besos, caricias… 

Se trata de un producto farmacéutico natural, con L-Arginina y otros ingredientes, para conseguir resultados parecidos a pastillas como la Viagra, Cialis, Levitra o Priligy, aumentando el vigor masculino y la potencia sexual del varón

Causas de la falta deseo sexual masculino 

El deseo sexual depende, entre otros factores, de los niveles de testosterona. Además de la falta de apetito, cuando esta hormona esteroidea sexual está baja, se manifiestan otros síntomas, como falta de energía, apatía, tendencia al cansancio e incluso depresión. Las alteraciones en otras hormonas, como pueden ser la tiroidea o la prolactina, también provocan una disminución en el deseo sexual. 

Otros desencadenantes de la caída de la libido son algunos fármacos para la próstata, antidepresivos, antihipertensivos, entre otros, así como padecer problemas psiquiátricos como una depresión. Pero eso no todo, hay muchos factores externos que también afecta al deseo sexual masculino: el estrés laboral, el cansancio, la contaminación, los problemas en la pareja… 

Para todos estos problemas, una de las mejores marcas de pastillas para una erección natural que existe en el mercado es Naturvit, siendo su producto estrella Cenforce, pastillas que producen una erección fuerte y duradera, de 8 a 12 horas. 

Grupos de edades y la falta de libido 

Según un estudio publicado en el Journal of Sexual Medicine, lejos de lo que pudiese parecer en un principio, no son los mayores los más afectados por la pérdida de la libido. El grupo de edad más afectado se encuentra comprendida entre los 30 y los 40 años, con un porcentaje del 25 %. En cambio, el porcentaje en los varones de entre 40 y 60 años bajaba hasta el 20 % y el los mayores de 60 hasta al 10%. 

Estos datos son contrarios a lo que cabría pensar, que es el de un menor deseo sexual a mayor edad. La explicación que le dan los expertos a estos resultados es que entre los 30 y los 40 años hay muchos acontecimientos estresantes en la vida de los varones, ya sea relacionados con el matrimonio o la pareja, el aumento de las responsabilidades profesionales y familiares, la llegada de los hijos, el divorcio…  Así que eso de que los varones pierden el deseo con la edad es simplemente un mito, al igual que lo es que sea un problema exclusivo de las mujeres. 

Los hombres sienten una gran presión social 

Los hombres que sufren de este terrible mal a menudo ocultan sus problemas, se agobian y frustran, pues piensan que socialmente queda en entredicho su virilidad. Esto puede desembocar en cuadros depresivos y falta de autoestima que no hacen más que empeorar la situación. 

Es hora de destapar la falsa creencia de que los hombres están siempre dispuestos, de que a poco que se le estimule ya está todo hecho. Esa presión social es la responsable, en muchas ocasiones, de que incidentes circunstanciales por estrés o cansancio se repitan una y otra vez, ya que obsesionarse con el tema o con qué pensará mi pareja genera una gran cantidad de estrés. 

Los hombres que sufren cualquier alteración en sus funciones sexuales ven mermada su calidad de vida y su bienestar. Psicológicamente se ven muy afectados, ya que no pueden llevar una vida de pareja normal, pierden la autoestima y tienden a aislarse antes de reconocer que tienen un problema. 

La mayoría de ellos ni siquiera lo habla con su círculo más cercano de amigos ni con la familia, ya que la sociedad da por sentado que el hombre siempre debe tener un fuerte deseo sexual. Los hombres que no lo sienten así, se ven diferentes, les afecta a su autoimagen y a su seguridad en las relaciones, pero lo que no saben es que es algo más habitual de lo que se creen. 

Afortunadamente, cada vez se rompen más tabúes relacionados con la sexualidad, se habla más con la pareja, se busca ayuda profesional en caso de necesitarla o se prueba con pastillas naturales como Cenforce, de la que hemos hablado en este artículo. Afrontando directamente el problema para solucionarlo.