Consejos de salud, Ejercicios

Ventajas de la natación sobre otros ejercicios aeróbicos

Lo cierto es que la carrera continua, el ciclismo y otros ejercicios aeróbicos comparten un mismo objetivo con la natación, activar el riego sanguíneo para evitar enfermedades cardiovasculares, desengrasar músculos y articulaciones y, como objetivo final, la pérdida de peso.

En muchos casos de habla de las ventajas de la natación sobre otros ejercicios aeróbicos, pero realmente todos ellos ayudan a disminuir la presión arterial y mejoran la función vascular, debemos distinguir los mitos de la realidad.

La única diferencia es que la natación se realiza en un medio acuático y eso tiene una serie de consecuencias. Principalmente la refrigeración, que evita los típicos problemas relacionados con entrenamientos de larga duración, como pueden ser las pájaras (a penas se suda en el agua), los golpes de calor, etc. Nadando también podemos evitar problemas de ortopedia y articulares, pues en ningún momento impactamos contra una superficie (como ocurre en la carrera continua con cada pisada).

Desmentidos ya los mitos sobre la natación, ¿por qué no mencionar sus desventajas? Según diferentes estudios realizados por profesionales en la materia, nadar “abre el apetito” y, si nuestro objetivo es la pérdida de peso, en este caso, ésto es algo contraproducente. Significa a su vez, que existe un mayor desgaste de energía, pero más bien en lo que a lo muscular se refiere.

Como conclusión, podemos afirmar que la natación no tiene nada que envidiar a otros ejercicios aeróbicos, pero de la misma manera, nadar no presenta ninguna ventaja a destacar sobre ellos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Copiar contenido está muy feo !!